Wednesday, November 26, 2008

Ponte las pilas


El problema cuando juegas un juego y finalmente lo juegas es que quizás no te guste que creas que te gustó.

Pasó.

Deja la vaina. ¿Qué?, ¿se te enfermó el ánimo?, ¿no estabas más allá del bien y el mal, pues? Diminuta. Frágil. No te creas que eres tan diferente a mí, o que sientes tan distinto.
Esos ojos torcidos, esa sonrisa escondida, esa pena pendeja, esa distancia forzada, esa ofensión auto impuesta, esa arrechera contigo misma. El demonio de la tentación. El demonio de la moral. Eso. Terror.

¿Cuánto crees que aguante esa pared de papel mojado? Ponte las pilas, muchachita. Ven acá y dame un beso. Ah bueno.


º

6 comments:

|andi.na| said...

me dio mucha risa el final.

ponte las pilas.
shit.
hay cobardes que necesitan de esas recargables :)

Gerardo Carvajal said...

Sip, definitivamente sí, jajaja.

Jhoerson Yagmour said...

nice...

LadyDeb said...

Feliz Añooooo AMIGOOOOO bellooo

te re quieroo

me encanta tu blogs

saludos

deby

Carlos Quevedo said...

El problema es que no guste que guste... eso me molesta...!

¿Quién demonios eres tú que escribes cosas que me pasan a mí?

La pared no aguantó mucho...
y estuvo bien y estuvo mal
todo al mismo tiempo.

Gerardo Carvajal said...
This comment has been removed by the author.